Microhobby 15. Año II, del 12 al 18 de febrero de 1985

Programas

Jasper

En busca de la llave

  • Compañía: Micromega/ABC.
  • Tipo de juego: Arcade.
  • Memoria: 48K.
  • P.V.P: 1.695 Pts.

Hay juegos, que sin llegar a ser revolucionarios en cuanto a sus sistemas de programación, son sin embargo lo suficientemente atractivos como para hacernos pasar buenos momentos frente a nuestra pantalla de televisión, Jasper es uno de ellos.

Si cargan este programa, de la misma forma que lo hacen siempre, se llevarán una pequeña sorpresa. En esta ocasión no aparecen en la pantalla las famosas rayitas a las que normalmente estamos acostumbrados, esto no quiere decir, ni mucho menos, que su ordenador se haya estropeado. Es, simplemente, que este juego utiliza un sistema de carga diferente al que normalmente estamos acostumbrados, que consiste simplemente en suprimir la instrucción OUT, que es la que genera las conocidas líneas horizontales a las que estamos tan acostrumbrados.

El objeto del juego es conseguir que nuestro fiel amigo, el ratón Jasper, vaya recogiendo los objetos que encuentre a su paso y llegue hasta la última pantalla donde se encuentra la casa. Para entrar en ella tendrá que encontrar anteriormente la llave que le permita abrir la puerta de la misma. La tarea no es nada fácil, ya que las fuerzas de la naturaleza tratarán de aniquilarle; animales de todo tipo, insectos y plantas, representan un serio peligro para su supervivencia. Nuestro personaje puede saltar y trepar por los árboles para tratar de esquivar los peligros que le acechan, pero éstos le vienen de todas partes.

Jasper tiene 22 pantallas diferentes, cada una de las cuales tiene una combinación muy especial de peligros, que dota de un aspecto muy peculiar a cada una de ellas, aumentando el peligro de ésta según nos vamos aproximando a la casa. En el juego se nos permite coger una serie de objetos que nos van a ser necesarios a lo largo de él. Es importante tener en cuenta que durante el tiempo que dure el largo peregrinaje en busca de nuestra preciada llave, necesitaremos alimentarnos y, para ello, hay dispuestos por nuestro recorrido una serie de alimentos básicos.

Se puede dejar que el juego corra solo en el modo de demostración. Si lo hacemos, podemos ver las 22 pantallas que tiene el programa. Sin embargo, no todas ellas siguen el mismo orden lógico que en la demostración, sino que por el contrario, hay muchas de éstas a las que tendremos que volver en alguna fase del juego, e incluso, más de una vez, nos llevaremos una sorpresa cuando salgamos por una pantalla y no nos encontremos aquella que en un principio esperábamos hallar.

El juego está dentro de una línea parecida a la de Kokotoni Wilf o Jet Set Willy, con la diferencia de que en esta ocasión podemos además llevar objetos en nuestro camino, concretamente un máximo de cinco, y éstos además, pueden ser decisivos en el desarrollo del juego.

El movimiento de los animales está muy bien realizado, anatómicamente resulta muy bueno, sobre todo en el caso de las panteras y los osos, que se mueven de una forma muy similar a la real. El inconveniente es que no nos permite la posibilidad de utilizarlo con Joystick, lo que dificulta bastante su manejo. Los gráficos están construidos de forma sencilla, a base de volcados de bloques muy simples, pero que combinados de una forma estudiada, ofrecen una amplia variedad de decorados.

Es, en definitiva, un juego entretenido, que sin llegar a ser una obra maestra, resulta apto para todo tipo de usuarios.

Melodian

Desencadenando melodías

  • Compañía: Music-Soft.
  • Tipo de juego: Musical.
  • Memoria: 48K.
  • P.V.P: 3.800 Pts.

Melodian es un potente programa musical escrito en código que nos permite asistir a todas las fases de realización de una composición musical. Podemos escribir partituras, ejecutarlas, editarlas e incluso, imprimirlas o guardarlas en una cinta magnética. Cuando ejecutamos una melodía vemos cómo va apareciendo en el pentagrama la partitura tal y como quedaría escrita.

El programa va provisto de un teclado especial, construido en cartulina que convierte nuestro ordenador en un teclado musical, aunque sea de forma simulada.

Utiliza un sistema de notación real, lo que ayuda bastante a la enseñanza musical, incluso para aquellos que no tienen conocimientos musicales de ningún tipo. La notación, el ritmo, las escalas y los intervalos se explican de esta forma de una manera sencilla y a la vez amena.

Resulta divertido de tocar para todos los no iniciados y es interesante para los profesionales, a los que puede servir de gran ayuda.

El programa consta de tres partes, a las que se las denomina páginas. En la página 0 se encontrará el menú principal, en ésta podemos elegir una pieza y ejecutarla, repetirla un determinado número de veces, componer una nueva pieza musical, modificar notas, imprimir la melodía en papel de impresora y acceder a cualquiera de las otras páginas. En la página 1, se puede escoger la tonalidad, el compás, el tiempo, las claves y la dirección de las Plicas.

La página 2 es la que contiene la parte de memoria. Nos permite acceder a cualquier pieza, y cargarla individualmente o en bloque, así como ejecutarlas posteriormente, o grabarlas.

Contiene un catálogo de las piezas ya existentes con su correspondiente número de índice, nombre, y duración en número de compases. El modo WRITE es el que nos permite escribir nuestras propias composiciones, es quizás el más interesante de todos. Utiliza una serie de comandos muy completos que nos ofrecen un amplio número de posibilidades.

Es un programa muy bueno y muy bien desarrollado, imprescindible para los amantes de la música y para los que comiencen en este fascinante mundo de las melodías. El hecho de que esté realizado en código máquina, le dota de un mayor atractivo y le hace muy superior a los programas que existen ahora mismo en el mercado de este tipo.

Tute

Canta las cuarenta

  • Compañía: Investrónica.
  • Tipo de juego: Cartas.
  • Memoria: 48K.
  • P.V.P: 2.000 Pts.

Un tipo de programas que no abundan demasiado, son aquellos que reproducen juegos de cartas para el ordenador. Mientras los juegos como el ajedrez. Othelo, Damas y demás especies proliferan, los de cartas, generalmente brillan por su ausencia.

Este juego reproduce con toda fidelidad una partida de Tute jugada entre cuatro personas, una de las cuales somos nosotros, y el resto de los jugadores son controlados por el ordenador. Nada más cargar el programa, lo primero que vemos en pantalla es cómo el ordenador baraja las cartas, y, ni qué decir tiene, lo hace con muchísima habilidad y de forma muy vistosa. Una vez que las ha barajado, las reparte y empieza el juego.

Nuestra posición en la pantalla es la de la parte inferior, y el resto de los jugadores se encuentran alrededor nuestro como si de una mesa se tratase Nuestras cartas están descubiertas para que podamos verlas, mientras que las del resto de los jugadores, como es lógico, están tapadas.

El juego se desarrolla con toda normalidad, como si fuera una partida real, se puede cantar, llevarse uno el monte y hacer renuncio. En este último caso, es curioso hacer notar que si cometiéramos renuncio, el ordenador nos repite íntegramente la jugada en la que lo hicimos y el orden exacto en el que se desarrolló ésta.

El jugador que se encuentra enfrente de nosotros es nuestro compañero y nos va a ayudar, durante toda la partida, a ganar; nosotros debemos apoyarnos siempre en él y tratar de cargarle todos los puntos que podamos cuando nos sea posible.

Al final del juego se nos muestra la puntuación que hemos obtenido y las jugadas completas en las que lo conseguimos, junto con el marcador de «cantes» y de «monte».

Es un juego muy bueno, con buenos gráficos y una presentación en pantalla muy cuidada. Sencillo de jugar y muy entretenido, puede ser un estupendo motivo para pasar un buen rato. Sólo un inconveniente: si ganamos, nuestros contrincantes no nos pagan los cafés.

 
015/programas.txt · Última modificación: d/m/Y H:i por miguel
Recent changes RSS feed Creative Commons License Driven by DokuWiki Made on Mac